5 Consejos Para Viajar con Tu Pareja (Y No Morir en el Intento)
5 consejos para viajar en pareja

5 Consejos Para Viajar con Tu Pareja (Y No Morir en el Intento)

Desde que nos conocemos, mi novio y yo hemos estado viajando. Y aunque de cada sitio al que vamos tenemos muy bonitos recuerdos, realmente no todo es siempre tan color de rosa como puede parece.
Viajar en pareja puede ser uno de los retos más grandes que tengas en tu relación. Sobretodo si es tu primer viaje con esa persona especial. Por algo dicen que sí quieres saber si una relación va a durar, váyanse de viaje. Aunque no te preocupes, también puede ser de los mejores momentos. Viajar con esa él o ella te deja con miles de recuerdos, bromas internas, anécdotas y una relación muchísimo más fuerte.

Yo llevo viajando con mi pareja desde antes que fuéramos novios. Algunos viajes han sido todo un sueño, otros han sido más complicados. Pero cada uno de ellos ha aportado a nuestra relación de una forma especial.

Por eso he decidido crear esta guía basándome en lo que he aprendido, con

5 Tips Para que Sobrevivas a ese Viaje con Tu Pareja

1. La comunicación es clave

Hablar es importante. Esto fue algo que aprendí desde el principio. Sé que
siempre que iniciamos una relación queremos parecer abiertos a todo y nos da un poco de miedo decir que no o expresarnos sinceramente. Pero si quieres que tu relación y tu viaje sean un éxito lo mejor es ser sincera. Si estás incomoda en un sitio, si quieres hacer algo, si te gustaría irte, dilo! . Di las cosas, no esperes que la otra persona te lea la mente.
ESO ES IMPOSIBLE.

2. Identifica rápidamente que los hace estar de mal genio.

Para nosotros es el hambre. Si tenemos hambre todo se vuelve un infierno. Por eso siempre llevamos snacks o empezamos a buscar el restaurante indicado antes que estemos muertos hambre. Además amamos probar la comida de los diferentes
lugares que visitamos, así que lo volvemos todo un plan. Lo que antes nos hacía pelear ahora es motivo de risas y de los mejores recuerdos. (siempre recordamos cada plato que probamos).

Identifica tú que es eso que a los dos los pone del de malas y utiliza tu creatividad para darle la vuelta al asunto y más bien crear un recuerdo bonito de una situación potencialmente conflictiva. 

3. Para ti, para la otra persona y para los dos.

Busquen actividades que les gusten a los dos y trata de hacer en un día una actividad que te mueras por hacer y al otro día una actividad que tu pareja quiera. Así encuentras un equilibrio, comparten gustos y todos felices. Por ejemplo, en Barcelona yo me moría por ir a la Sagrada Familia y él quería ir de bar en bar de noche. Así que hicimos mi plan de día, su plan de noche y al día siguiente nos fuimos a caminar por toda la parte turística, una actividad que nos encanta a los dos.

4. Claridad con el dinero.

Es súper importante para evitar peleas tener muy claro cómo van a pagar las cosas del viaje. Cuánto va a aportar cada uno, cuánto es el presupuesto entre los dos o si prefieren que cada quien pague lo suyo.

En mi caso tenemos un presupuesto compartido. Antes del viaje nos sentamos y sacamos cuentas de lo que cada uno puede aportar y en total cuanto tenemos para cada día. Siempre intentamos que cada uno tenga una parte del dinero tanto en efectivo como en tarjetas, para que ninguno se quede sin plata a la mitad del día.

Tratamos de pagar los transportes y estadía con antelación, y el resto del dinero casi siempre lo gastamos en comida (tanto comprando en un supermercado como visitando restaurantes o cafés).

Cuando se nos presenta una actividad donde toca pagar entrada, como un museo, nos basamos en el presupuesto diario que tenemos. Si se ajusta a lo que tenemos y realmente es algo que queremos hacer, pagamos. Si no se ajusta simplemente nos vamos a otro sitio.

Encuentra la forma de manejar las finanzas que más se acomode a ustedes dos, pero tengan claro como se va a hacer esto desde el inicio

5. Jueguen con sus fortalezas.

Cada persona en una pareja tiene fortalezas. A mi me encanta investigar sitios, buscar las mejores atracciones y hacer una especie de itinerario para los viajes. Mi pareja es súper bueno con temas de dinero. Así que yo soy la encargada de buscar donde quedan los sitios que queremos ver, como llegar, restaurantes y sitios para comer cercanos. Mejor dicho de la logística. Él se encarga de llevar el presupuesto, de ver que no nos pasemos de lo que tenemos estipulado y si nos pasamos, me ayuda a controlar los gastos el siguiente día.

¡Encuentra esas fortalezas y juega con ellas a tu favor!

Lo más importante de viajar en pareja es que recuerdes que estas de vacaciones. No todo tiene que ser cronometrado o perfecto. Siempre algo va a salirse de tus manos y la otra persona no tiene la culpa. Y si en algún momento pasa algo que los llene de rabia o los ponga de mal genio con el otro pueden tomarse un respiro. Puedes salir y hacer algo tu sola, o simplemente quedarse en silencio por el tiempo que necesiten hasta que los ánimos se calmen.

El viajar con tu pareja es una oportunidad perfecta para ver que diferencias y que similitudes tienes, para conocerse más a fondo y para pasar tiempo juntos sin las distracciones de la vida cotidiana. Así que aprovecha este espacio.

5 tips para viajar con tu pareja

Conectémonos!

>